SUPERDEPORTE ūüĒĶ Un gol del portero de la Lazio amarga a un buen Atl√©tico en el √ļltimo minuto de su estreno en Champions – Shango Media
Football-FRONT-ESFootball-URGENT-ES

SUPERDEPORTE ūüĒĶ Un gol del portero de la Lazio amarga a un buen Atl√©tico en el √ļltimo minuto de su estreno en Champions

Avisado y con las orejas tiesas. As√≠ llegaba el Atl√©tico de Madrid  a su estreno en la fase de grupos de la Champions frente a la Lazio, el rival a batir en un grupo que, a priori, debe ser asequible para el potencial de los rojiblancos. Tras el batacazo del pasado s√°bado en Valencia, en el que seg√ļn el propio Simeone fue ‚Äúpeor partido desde que est√° en el club‚ÄĚ, y con el recuerdo presente de su mediocre papel en las √ļltimas fases de grupos se plantaron los rojiblancos en Roma, donde de la mano de un Pablo Barrios que abandon√≥ el partido lesionado llegar√≥n al minuto 93 por delante en el marcador, momento en el que Provedel, portero de los italianos, empat√≥ el choque con un testarazo y amarg√≥ lo que iba camino de ser un estreno impoluto del Atl√©tico (1-1).

Seis partidos consecutivos lleva sin ganar en Europa el Atl√©tico, que adem√°s acumulaba 18 meses sin conocer la victoria fuera de casa en Champions. La peor racha desde la llegada del t√©cnico argentino, que en la previa del choque reconoc√≠a que en la Copa de Europa ‚Äú√ļltimamente nos ha costado much√≠simo”. “Es un desaf√≠o grande que nos queda pendiente, y conf√≠o en el juego de mi equipo‚ÄĚ, abundaba el Cholo, que introdujo tres cambios respecto al equipo que fue goleado en Valencia: Nahuel Molina recuper√≥ su sitio en la flanco derecho, Samuel Lino se adue√Ī√≥ del carril izquierdo en lugar de Riquelme y Sa√ļl ocup√≥ el sitio del lesionado Lemar.

Pronto se vio que el mensaje hab√≠a calado entre sus jugadores, que entraron enchufados al encuentro, sabedores de la importancia de los tres puntos para evitar complicarse la vida. Apenas un par de minutos necesit√≥ Griezmann para conectar con un Lino que disfrutaba de su primera titularidad en el casting que se ha convertido la banda izquierda que ha dejado hu√©rfana Carrasco con su salida rumbo a Arabia Saud√≠. Generoso en el repliegue, como demanda Simeone, e incisivo en ataque, el brasile√Īo protagoniz√≥ las mejores internadas de su equipo en unos diez primeros minutos en los que la Lazio se vio encerrada en su √°rea ante las acometidas del Atl√©tico.

La Lazio propone y el Atlético espera

El inicio mand√≥n del equipo de Simeone fue, sin embargo, un espejismo de lo que estaba por venir en la primera mitad. No les import√≥ a los rojiblancos replegarse y ceder el bal√≥n a la Lazio, que asumi√≥ el encarg√≥ y empez√≥ a tomar el pulso del encuentro, aunque apenas inquit√≥ a Oblak con un cabezazo t√≠mido de Romagnoli y un disparo lejano de falta de Kamada que despej√≥ de pu√Īos en lo que fueron sus mejores minutos.

Estaba c√≥modo el Atl√©tico, que apenas inquitaba a los italianos pero que avis√≥ con un contragolpe tejido entre Morata y Griezmann que el franc√©s desaprovech√≥ al tropezarse cuando se quedaba solo ante Provedel. Y en esas, cuando el partido trascurr√≠a por la m√°s absoluta de las nadas, la suerte se ali√≥ con los colchoneros. Un bal√≥n filtrado a la espalda de la defensa italiana lleg√≥ a los pies de Nahuel, que puso la pausa y vio la llegada a la frontal de un Barrios que golpe√≥ de primeras y, con cierta dosis de fortuna tras rebotar su disparo en Kamada, anot√≥ el √ļnico tanto del encuentro.

Oro puro para el Atlético, que encontró la recompensa antes que el juego en un partido trabado, algo que le permitió ir ganando en empaque y tranquilad bajo la batuta de su canterano, que protagonizó también la mala noticia de la noche al retirarse al descanso por una molestias musculares, siendo sustituido por un Gímenez que precisamente regresaba tras una lesión.

Lesión de Barrios

No acus√≥ su baja en exceso, sin embargo, el cuadro colchonero, que crec√≠a conforme Nahuel, autor de la asistencia del primer tanto, empezaba a pisar campo contrario y la Lazio, obligada por el marcador, buscaba con m√°s empe√Īo la meta de Oblak. Un escenario de partido que liber√≥ a Griezmann, hasta entonces maniatado por la defensa italiana y que en el segundo tiempo pudo entrar m√°s en juego y asociarse con sus compa√Īeros.

Disfrutaba el siete con el correr de los minutos y el Atl√©tico, necesitado siempre de su inspiraci√≥n, lo hac√≠a a su lado en los que fueron los mejores minutos de la temporada de los colchoneros. Pudo sentenciar el franc√©s, que mand√≥ el bal√≥n a las nubes al rematar a placer desde el punto de penalti tras una buena internada de Llorente, al igual que pudieron hacerlo Morata, que se top√≥ con el poste, y Lino, que marr√≥ en el mano a mano con Provedel.

No consiguieron acertar los chicos de Simeone, que apenas sufrieron pero fueron dando pasos atr√°s conforme se acabana el encuentro y en el √ļltimo minuto, con un gol milagroso del cancerbero de la Lazio, se volvieron a Madrid con cara de incredulidad. Un nuevo golpe, quiz√°s el m√°s duro posible, para el Atl√©tico en su irregular arranque de campa√Īa y que llega apenas unos d√≠as antes de verse las caras con un Real Madrid lanzado en un derbi que se jugar√° en el Metropolitano el pr√≥ximo domingo.

Bouton retour en haut de la page
Fermer