EL PAIS 🔵 Shein, Inditex, Mango y H&M aceleran inversiones en ‘startups’ para cumplir con los deberes ‘verdes’ de Bruselas – Shango Media
General-ES

EL PAIS 🔵 Shein, Inditex, Mango y H&M aceleran inversiones en ‘startups’ para cumplir con los deberes ‘verdes’ de Bruselas

Los fabricantes textiles tienen deberes por hacer en Europa. Para 2030, todos los productos que pongan en el mercado deberán ser “duraderos y reciclables, fabricados en gran medida con fibras recicladas, libres de sustancias peligrosas y producidos con respeto de los derechos sociales y del medio ambiente”. Es el objetivo marcado por la Comisión Europea, y el tiempo para cumplirlo es menor del que parece.

De ahí que los grandes actores del sector, señalado como uno de los más contaminantes del mundo, estén acelerando sus inversiones en terceras empresas para ganar capacidades que, de otra forma, les llevarían años y recursos desarrollar. Inditex, Mango, H&M, y ahora también Shein, están desplegando una estrategia de inversiones selectivas en compañías emergentes que se han especializado en algunas de las tareas más importantes que deberán cumplir, como la obtención de fibras sostenibles o la circularidad de las prendas que comercialicen.

La última ha sido Shein. El gigante de origen chino, con sede fiscal en Singapur, anunció ayer el despliegue de una inversión total de 250 millones de euros en Europa y Reino Unido, vinculada a cuestiones medioambientales. De esa cantidad, 200 millones irán destinados, en su mayor parte, a invertir en startups europeas y británicas “que trabajen en innovación de materiales reciclados de textil a textil y áreas relacionadas”, según explicó la compañía en un comunicado.

Un movimiento de calado de la compañía china, teniendo en cuenta los recelos que levanta su actividad entre sus rivales europeos, sobre todo en el ámbito de las políticas de sostenibilidad y la compleja trazabilidad de las mismas. “Shein tiene la responsabilidad y la oportunidad de acelerar innovaciones que puedan abordar la huella ambiental de la industria de la moda”, se defendía en el referido comunicado el presidente ejecutivo, Donald Tang. La compañía ha creado un fondo que abre a otras empresas, bancos y fondos soberanos para que participen en el mismo.

“Además de financiar startups en etapa inicial que exploren nuevas tecnologías, también pretendemos invertir en startups más maduras que hayan comercializado sus innovaciones y estén listas para crecer”, detalló Tang. Además, explorará acuerdos de compra con empresas emergentes que tengan capacidad de producción en materiales reciclados de textil a textil o fibras nuevas.

Cascada de inversiones

Un anuncio que llegó horas después de que Inditex desvelase una nueva inversión en una empresa emergente, la segunda en lo que va de año y la tercera de este tipo en su historia. El grupo gallego ha tomado una participación minoritaria en el capital de la startup estadounidense Galy, especializada en la obtención de algodón en laboratorio a partir de células de la planta, y participada entre otros por Sam Altman, consejero delegado de OpenAI. Aunque Inditex no detalló la inversión, el portal especializado Pitchbook cifra en 31,4 millones de dólares la ronda de inversión efectuada por la startup en los últimos días, en la que participaron 26 inversores.

Inditex viene desarrollando un plan de inversiones y alianzas en un ámbito clave como la obtención de fibras textiles innovadoras. En 2022 hizo su primera adquisición entrando en el capital de Circ, dedicada a la generación de fibras sostenibles, y con la que ya lanzó una colección de prendas hechas con materiales reciclados de residuos textiles. Hace unos meses entró en el accionariado de Infinited Fiber, que también investiga en fibras textiles recicladas, y con la que firmó un compromiso de compra de 100 millones de euros durante tres años. Lo mismo hizo, en este caso, sin adquirir una participación, con la estadounidense Ambercycle, a la que comprará durante tres años un material elaborado a través de residuos de políester por 70 millones. Un acuerdo similar firmó en otoño pasado con la sueca Renewcell para comprar las 2.000 primeras toneladas de fibra textil obtenida a partir de residuos de algodón. Inditex quiere que en 2030 el 100% de las fibras de sus prendas sean de origen sostenible y en 2050, llegar a la neutralidad climática.

Misma meta persigue Mango, que ya acumula siete inversiones directas en empresas a través de su vehículo Mango Startup Studio La última este pasado mes de abril en Hoop Carpool, enfocada a movilidad. Y a finales de junio, el gigante sueco H&M entró en el capital de la startup Rondo Energy para abordar fórmulas para descarbonizar la cadena de suministro. H&M acumula una treintena de inversiones en los últimos años.

Objetivos

Los deberes de Bruselas para los fabricantes textiles comienzan ya en 2025, cuando les obligará a la recogida selectiva de sus residuos. Además, este pasado mes de abril el Parlamento Europeo aprobó el reglamento de diseño ecológico, que introduce normas para que determinados sectores, incluido el textil entre los prioritarios, tengan que cumplir para garantizar la durabilidad y circularidad de sus prendas. El objetivo es que en 2050 las prendas sean producidas bajo un principio de neutralidad climática.

El año pasado, el Parlamento Europeo apremió a la Comisión Europea y a sus países miembros a “adoptar medidas para poner fin a la moda rápida, ya que los niveles actuales de producción y consumo son insostenibles”, señalando que los productos textiles tienen, de media, el cuarto mayor impacto negativo sobre el clima después de los alimentos, la vivienda y la movilidad.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Apúntate!

Bouton retour en haut de la page
Fermer