EL PAIS ūüĒĶ Rusia sustituye las bananas ecuatorianas por las indias tras acusar a Quito de apoyar a Ucrania – Shango Media
News-FRONT-ES

EL PAIS ūüĒĶ Rusia sustituye las bananas ecuatorianas por las indias tras acusar a Quito de apoyar a Ucrania

El Kremlin ha desatado una guerra comercial con Ecuador por los planes de Quito de canjear sus armas de origen sovi√©tico por material moderno estadounidense. Mosc√ļ sospecha que su armamento de origen ruso y ucranio ‚ÄĒparte importante de los ej√©rcitos de muchos pa√≠ses de Latinoam√©rica‚ÄĒ ser√° transferido a Kiev para resistir la invasi√≥n rusa, y ha vetado parcialmente sus importaciones de banano ecuatoriano. Adem√°s, este bloqueo amenaza con llegar m√°s lejos: el Gobierno ruso ha proclamado a los cuatro vientos su sustituci√≥n al anunciar este martes la llegada ‚Äúdel primer lote de pl√°tanos enviados desde la India a Rusia‚ÄĚ, al mismo tiempo que amenaza con restringir la importaci√≥n de claveles ecuatorianos a poco m√°s de una semana de una fecha clave en sus ventas, San Valent√≠n.

El veto ruso supone un duro golpe para el comercio ecuatoriano. Seg√ļn el Banco Central de Ecuador, el pa√≠s euroasi√°tico compr√≥ una quinta parte de las exportaciones ecuatorianas de bananas el a√Īo pasado. El organismo estima que la naci√≥n sudamericana recibi√≥ de Rusia unos 689 millones de d√≥lares entre enero y noviembre de 2023 por esta fruta.

Los Gobiernos de Ecuador y Estados Unidos negociaron a lo largo de enero un intercambio militar cuyas repercusiones podr√≠an sentirse en el frente europeo. El pa√≠s sudamericano, asolado por el crimen organizado, recibir√≠a material que considera ‚Äúmoderno‚ÄĚ a cambio de enviar a Washington armas que encajan en los est√°ndares de las fuerzas armadas ucranias por un valor de 200 millones de d√≥lares. Seg√ļn los datos de The Military Balance, Quito dispone de lanzacohetes m√ļltiples BM-21 Grad, helic√≥pteros Mi-8 y Mi-17, y sistemas de defensa antia√©rea port√°tiles Strela-2 e Igla.

El Kremlin se prepar√≥ en paralelo para cortar sus lazos comerciales con Ecuador al menos parcialmente. La agencia rusa para la supervisi√≥n fitosanitaria de los alimentos, Rosseljoznadzor, prohibi√≥ a principios de febrero la importaci√≥n de bananas de cinco empresas ecuatorianas con el pretexto de que supuestamente hab√≠a detectado la contaminaci√≥n de algunos lotes por una plaga de la mosca Megaselia scalaris. Sin embargo, Mosc√ļ, preocupada por el desabastecimiento y los sobreprecios que pagan sus ciudadanos en los mercados debido a las sanciones, busc√≥ una alternativa a la banana ecuatoriana antes de aplicar este veto.

Rosseljoznadzor ha confirmado este martes a trav√©s de un comunicado que el primer lote de frutas indias lleg√≥ ‚Äúen enero‚ÄĚ. Este env√≠o no pudo producirse de la noche a la ma√Īana, pues el propio organismo reconoce que no se espera otra remesa ‚Äúhasta finales de febrero‚ÄĚ. Adem√°s, recalca que ‚Äúel volumen de exportaciones de bananas indias al mercado ruso ser√° incrementado‚ÄĚ en el futuro.

‚ÄúAdvertimos a las autoridades ecuatorianas que esto ser√≠a un paso inamistoso‚ÄĚ, manifest√≥ el pasado 11 de enero el embajador de Rusia en el pa√≠s latinoamericano, Vlad√≠mir Sprinchan. ‚ÄúLas autoridades ecuatorianas fueron informadas de la posici√≥n rusa ‚ÄĒagreg√≥ el diplom√°tico‚ÄĒ. Este material no lo necesitaban los estadounidenses, lo consideran chatarra. El material lo necesitaban aquellos que saben manejar armamento de producci√≥n rusa‚ÄĚ. Es decir, Ucrania.

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, afirm√≥ en una entrevista concedida a Ecuavisa a finales de enero que el armamento era in√ļtil, aseveraci√≥n que molest√≥ a las autoridades rusas debido al amplio uso de estos arsenales en el frente ucranio. ‚ÄúHemos comprobado que es chatarra y, dentro de convenios internacionales no se puede transportar material b√©lico en este caso, pero s√≠ chatarra de este tipo‚ÄĚ, asever√≥ el mandatario ecuatoriano.

‚ÄúNuestros socios conocen perfectamente las cl√°usulas de los contratos ‚ÄĒde compra de armas‚ÄĒ. Estos incluyen la obligaci√≥n de utilizar la propiedad suministrada para los fines indicados y no transferirla a un pa√≠s tercero sin haber recibido la autorizaci√≥n de la parte rusa‚ÄĚ, respondi√≥ por su parte la portavoz del Ministerio de Exteriores, Mar√≠a Zaj√°rova. ‚ÄúEcuador tom√≥ una decisi√≥n tan precipitada bajo serias presiones de otras partes interesadas externas‚ÄĚ, agreg√≥ en alusi√≥n a Washington.

Las presiones sobre Ecuador no se limitan solo a su principal mercado con Rusia. Otro sector, tan peque√Īo como simb√≥lico, corre el riesgo de ser tambi√©n vetado por el Kremlin. Mosc√ļ ha solicitado a varios pa√≠ses de la Uni√≥n Europea que no permitan la entrada de claveles de Ecuador por otra supuesta plaga de Frankliniella occidentalis. La petici√≥n ha tenido lugar a poco m√°s de una semana de una fecha en la que los rusos, ya habituados a comprar flores habitualmente, acuden masivamente a las florister√≠as: el D√≠a de San Valent√≠n.

El impacto de esta decisi√≥n ser√≠a muy bajo en el mercado de flores ecuatoriano, pues los rusos apenas gastan algo menos de un mill√≥n de d√≥lares al a√Īo en importar ramos del pa√≠s latinoamericano. Sin embargo, el paso dado por Mosc√ļ es muy llamativo: el Kremlin se ha dirigido a algunas de las naciones europeas que m√°s apoyo militar y financiero han proporcionado a Ucrania para resistir la invasi√≥n rusa apenas unos d√≠as despu√©s de que el bloque comunitario pactase apoyar a Kiev con otros 50.000 millones de euros este a√Īo.

En concreto, Rusia ha pedido impedir el paso de las flores ecuatorianas a dos pa√≠ses b√°lticos ‚ÄĒLetonia y Lituania‚ÄĒ con los que la tensi√≥n es m√°xima por su adhesi√≥n a la OTAN y sus acciones contra el legado sovi√©tico; a Alemania y a Pa√≠ses Bajos. Este √ļltimo pa√≠s, enfrentado abiertamente con Rusia desde que las milicias de Mosc√ļ derribasen el vuelo Mh-17 sobre el este de Ucrania en agosto de 2014, ha anunciado esta semana que proporcionar√° 24 cazas F-16 a Kiev, seis m√°s de los que hab√≠a prometido en diciembre.

Siga toda la informaci√≥n de El PA√ćS Am√©rica en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Bouton retour en haut de la page
Fermer