EL PAIS ūüĒĶ Moshe Zimmermann, historiador israel√≠: ‚ÄúEl nacionalismo jud√≠o tiende a considerar todo lo que no pertenece a su naci√≥n como el enemigo‚ÄĚ – Shango Media
News-FRONT-ES

EL PAIS ūüĒĶ Moshe Zimmermann, historiador israel√≠: ‚ÄúEl nacionalismo jud√≠o tiende a considerar todo lo que no pertenece a su naci√≥n como el enemigo‚ÄĚ

La historia familiar de Moshe Zimmermann confluye con su especializaci√≥n acad√©mica. Naci√≥ en Jerusal√©n hace 80 a√Īos porque sus padres huyeron del nazismo en 1938 desde Hamburgo hasta el protectorado brit√°nico de Palestina. Durante 50 a√Īos ha escrito decenas de libros y art√≠culos sobre historia social alemana, historia de los jud√≠os en Alemania, nacionalismo y antisemitismo. Profesor em√©rito de Historia Moderna en la Universidad Hebrea de Jerusal√©n, dirigi√≥ el Centro Richard Koebner de Historia Alemana y recibi√≥ el Premio Humboldt para investigadores internacionales.

En el camino, no se le han ca√≠do los anillos por profundizar en cine o deporte, como se puede ver en la nutrida biblioteca de su casa de Kiryat Ono, al este de Tel Aviv. Tampoco por bajar de la torre de marfil acad√©mica y analizar a contracorriente el presente de su pa√≠s, hasta el punto de hacer paralelismos con el nazismo. Toc√≥ una fibra sensible, y le granjearon tres denuncias por difamaci√≥n que acabaron sin condena. Cree que el ‚Äúpogromo‚ÄĚ perpetrado por Ham√°s el 7 de octubre obliga a ‚Äúcuestionar toda la idea del sionismo‚ÄĚ y que compararlo con el Holocausto es una gran muestra de debilidad.

Pregunta. De camino, escuchaba en la radio a [el primer ministro israel√≠, Benjam√≠n] Netanyahu decir que Israel est√° combatiendo a neonazis. ¬ŅPor qu√© lo que sucede desde el 7 de octubre se enmarca en el Holocausto?

Respuesta. El enemigo absoluto e hist√≥rico de los jud√≠os eran los nazis, por lo que si quieres deslegitimar a tu enemigo lo mejor es compararlo con ellos. Se ha convertido en un instinto en Israel, principalmente entre sus pol√≠ticos. Tiene una parte de verdad. En un d√≠a, m√°s de mil jud√≠os fueron masacrados. Un pogromo. As√≠ que uno se agarra instintivamente a esa comparaci√≥n. Pero es tambi√©n la fuente de una gran debilidad. Si la peor cat√°strofe de la historia jud√≠a desde 1945 ocurre en Israel, hay que admitir que algo falla en toda la idea del sionismo, que fue creado para salvar a los jud√≠os de una di√°spora que duraba 2.000 a√Īos. Y la pregunta es: ¬Ņqu√© hizo el sionismo el 7 de octubre para salvar a los jud√≠os?

Si quieres apoyar la elaboración de periodismo de calidad, suscríbete.

Suscríbete

P. Pero fue un d√≠a, no los seis millones exterminados en el Holocausto, que no podr√≠a suceder hoy en Israel. ¬ŅC√≥mo cuestiona eso toda la idea del sionismo?

R. No quiero decir que sea el fin de la idea del sionismo, pero fracasó en un momento crucial. Si se da semejante defecto tienes que cuestionar toda la idea del sionismo. Si como judío eres discriminado, buscas la forma de no serlo. Es lo que pasó en Europa desde finales del siglo XVIII. Creíamos que la autoemancipación, en tu propio Estado, como nación, no como religión, era una solución. Hasta que se ve que la vida judía está en peligro incluso en un Estado judío que puede defenderse. Creó un nuevo problema en Oriente Próximo. Hay que preguntarse si se tuvo en cuenta de antemano o no.

P. ¬ŅY se tuvo?

R. Si se tuvo, ¬Ņfue la forma correcta de seguir adelante, a expensas de los palestinos? Al principio la idea era t√≠picamente europea. Europa es el centro del mundo y sus habitantes pueden colonizar o emigrar a todos lados. As√≠ se cre√≥ EE UU o Sud√°frica. As√≠ funcionaba el colonialismo en el siglo XIX, los jud√≠os no eran ajenos a eso. La idea no era crear un imperio, sino salvar jud√≠os de la persecuci√≥n. De ese enfoque emergi√≥ un conflicto. El nacionalismo jud√≠o desarroll√≥ la tendencia a considerar todo lo que no pertenece a su naci√≥n como el otro; a√ļn m√°s, como el enemigo. La poblaci√≥n √°rabe de Palestina tambi√©n aprendi√≥ de los europeos a desarrollar una conciencia nacional. Pronto ten√≠amos dos identidades nacionales viviendo en el mismo lugar y en conflicto.

El historiador israelí Moshe Zimmermann, en su casa en la localidad de Kiriat Ono, el 24 de enero.  Autora: El historiador israelí Moshe Zimmermann, en su casa en la localidad de Kiriat Ono, el 24 de enero.  Autora: Avishag Shaar-Yashuv
Moshe Zimmermann en su piso de Kiryat Ono, en Tel Aviv, este mes de enero.Avishag Shaar-Yashuv

P. Quienes fueron a Palestina salvaron la vida…

R. La mayoría creía que Europa les brindaría seguridad. Es el principal argumento a favor del sionismo tras 1945. Esto plantea un problema. Si [el mariscal nazi] Rommel hubiera ocupado Palestina, habría tratado a la población judía como a la de Europa. El contraargumento es que, si ya hubieran tenido un Estado, habría sido diferente. Tomemos el destino de Polonia o Checoslovaquia bajo ocupación nazi… Un Estado no es garantía. Que quienes, como mi familia, fueran a Palestina se salvasen fue, en gran parte, suerte.

P. Esto remite a lo que pasa hoy: tener un Estado y un ejército no garantiza afrontar todas las amenazas.

R. Es una ilusi√≥n creada por el estado de √°nimo de que todo lo que nos pas√≥ fue porque no ten√≠amos soberan√≠a. Y una paradoja sin salida. Los jud√≠os que experimentan antisemitismo en el extranjero est√°n dispuestos a mudarse a Israel, pero no es un refugio seguro. Al final, Israel es hoy el principal objetivo del antisemitismo y los jud√≠os fuera de Israel no se han librado del antisemitismo. ¬ŅEstaba predestinado o fue un error?

P. ¬ŅQu√© opina?

R. Si desde el principio se hubiese tendido a crear un Estado-nación en Palestina basado en la cooperación con los árabes en igualdad de condiciones, se habría podido sentar la base de una existencia judía sin antisemitismo: no habría motivación para que los no judíos se apegasen a ideas antisemitas. Lo que vivimos hoy es un antisemitismo en aumento debido a la existencia de Israel.

‚ÄúMi opini√≥n es que vengarse de Ham√°s a costa de los gazat√≠es es injustificado e irracional, pero no un genocidio‚ÄĚ

P. El contraargumento es que el antisemitismo simplemente adopta diferentes formas.

R. El antisemitismo se basa en estereotipos. Pero necesita una plataforma para articularse. ¬ŅQu√© habr√≠a pasado con el antisemitismo si Israel no existiera? No digo que Israel sea la causa de este, pero brinda a los antisemitas la oportunidad de convertir un antisemitismo latente en abierto. Y dado que Israel se comporta como lo hace, lo favorece.

P. ¬ŅCu√°l es la frontera entre una cr√≠tica leg√≠tima a Israel y una antisemita?

R. La motivación. Si atribuyes el comportamiento de un judío al hecho de ser judío, argumentas sobre la base del antisemitismo. Si criticas a Israel por gobernar Cisjordania y lo dirías de cualquier otra nación que ocupa territorio y subyuga a sus habitantes, no es antisemitismo. O si pides un boicot. No es antisemita per se. Los políticos israelíes definen automáticamente toda crítica como antisemita, lo que tendrá un efecto bumerán, porque entonces se puede decir que cualquier crítica a Israel no es antisemitismo por definición, aunque se usen estereotipos.

P. La definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto incluye comparar políticas de Israel y de los nazis, como usted ha hecho…

R. Comparar es algo que hacemos los historiadores para comprender. Lo hice con la idea de advertir a la sociedad israelí de que hay elementos de la política o del comportamiento israelí comparables a elementos del nacionalsocialismo.

P. ¬ŅD√≥nde estamos entonces ahora respecto a estos elementos y lo que pasa en Gaza?

R. Todo el mundo utiliza la palabra genocidio. La comparación es legítima, pero espero que [el Tribunal de] La Haya preste atención a las diferencias. El genocidio planeado por los nazis se basaba en un plan para liquidar a todo un grupo de personas. No se puede probar que eso suceda en Israel. Mi opinión es que vengarse de Hamás a costa de los gazatíes es injustificado e irracional, pero no un genocidio.

P. Usted justo investiga ahora el momento en que las naciones ‚Äúse volvieron locas‚ÄĚ, como pas√≥ en el nazismo. ¬ŅC√≥mo sucede eso?

R. Solo en retrospectiva descubres cu√°n profundo fue el abismo cruzado. Para muchos, el 31 de enero de 1933 [el d√≠a posterior al nombramiento de Hitler como canciller] no fue diferente del 29 de enero. ‚ÄúTenemos un nuevo Gobierno cada seis meses, ahora Hitler‚Ķ‚ÄĚ. Seis meses despu√©s descubrieron que no les esperaba otro canciller.

Ap√ļntate aqu√≠ a la newsletter semanal de Ideas.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Bouton retour en haut de la page
Fermer