EL PAIS ūüĒĶ Lamine Yamal parece normal, pero no lo es – Shango Media
General-ES

EL PAIS ūüĒĶ Lamine Yamal parece normal, pero no lo es

Lleva unos mechoncitos rubios y usa brackets. Es normal, tiene 16 a√Īos. Acaba de terminar la ESO y hace extraescolares de ingl√©s. Es normal, tiene 16 a√Īos. Le gusta el reguet√≥n, el trap y usa ropa oversize. Es normal, tiene 16 a√Īos.

Pero es el sost√©n econ√≥mico de su familia y toma decisiones financieras millonarias. No es normal, tiene 16 a√Īos. Tiene ch√≥fer y viaja en primera clase. No es normal, tiene 16 a√Īos. Lionel Messi asegura que le gustar√≠a conocerle, despu√©s de haberlo ungido de manera an√≥nima; le roba el protagonismo en la Euro a Kylian Mbapp√©, flamante gal√°ctico del Real Madrid. Y no es normal, tiene 16 a√Īos.

Se llama Lamine Yamal y acaba de catapultar a Espa√Īa a la final de la Eurocopa en Alemania. Parece normal, pero no lo es.

Hace unos meses, seg√ļn explican fuentes de la marca deportiva Adidas, la empresa alemana pidi√≥ una cita con Lamine Yamal. Los agentes ten√≠an una carta guardada: el v√≠deo de presentaci√≥n para convencerlo del fichaje lo cerraba Leo Messi. ‚ÄúMe gustar√≠a que formaras parte de nuestra familia‚ÄĚ. Nike busc√≥ contratacar y utiliz√≥ para su spot a Mbapp√©. Ya era tarde, el futuro ya era presente en el f√ļtbol moderno y el franc√©s no era h√©roe sino rival para Yamal. ‚ÄúLamine ve√≠a a Messi como a su √≠dolo, y a Mbapp√© como a un jugador de su generaci√≥n‚ÄĚ, rematan las mismas fuentes.

‚ÄúTiene el f√ļtbol de la calle: regateador, sin miedo, acostumbrado a jugar con gente m√°s grande‚ÄĚ, explica Roura.

Mounir cambiaba de empleos, algunos m√°s irregulares que otros, hasta que su relaci√≥n con Sheila se rompi√≥. Ella decidi√≥ mudarse a Granollers, consigui√≥ trabajo en un McDonald‚Äôs y reh√≠zo su vida. Hoy tiene otra pareja y Lamine un hermano. Para Lamine la distancia entre los padres se tradujo en una vor√°gine, a veces, dif√≠cil de procesar, como tambi√©n lo eran sus compa√Ī√≠as para los responsables de la cantera del Barcelona.

Lamine Yamal, con entonces 15 a√Īos de edad, junto a su compa√Īero Pablo Torre, entrena en la Ciudad Deportiva Joan Gamper del FCB de cara al partido de la Liga contra el Atl√©tico de Madrid, en abril de 2023.
Lamine Yamal, con entonces 15 a√Īos de edad, junto a su compa√Īero Pablo Torre, entrena en la Ciudad Deportiva Joan Gamper del FCB de cara al partido de la Liga contra el Atl√©tico de Madrid, en abril de 2023. Andreu Dalmau ((EPA) EFE)

Hab√≠a aterrizado en la cantera azulgrana a los 7 a√Īos. ‚ÄúMucha gente me pregunta: ‚ÄėYa hac√≠a est√°s cosas Lamine cuando era peque√Īo?‚ÄĚ, cuenta Jordi Roura, captador de Lamine. ‚ÄúEra medio desgarbado, caminaba medio raro, pero de repente hac√≠a un control impresionante. Chutaba de una manera especial, fintaba como nadie. Era diferente‚ÄĚ, insiste. Por entonces, Lamine viv√≠a entre Granollers y Matar√≥. A los entrenamientos lo llevaba Mounir. ‚ÄúCuando otros padres llegaban en coche una hora antes del partido, yo me ten√≠a que levantar tres, cuatro y, a veces, hasta cinco horas antes para llevar a mi ni√Īo. Y ah√≠ nos √≠bamos los dos, siempre en tren. A veces √©l se dorm√≠a, otras jugaba y estaban los d√≠as en los que me tocaba los cojones. Cosas de ni√Īos. Pero √©l siempre ha sido muy bueno‚ÄĚ, recuerda Mounir.

El Barcelona, por entonces, le entregaba una beca de estudios a Lamine. El dinero lo administraban sus padres. Sin embargo, esa administraci√≥n, por momentos, era m√°s un problema que una soluci√≥n. La entidad azulgrana, entonces, decidi√≥ abrazar el futuro de Lamine. ‚ÄúHab√≠a que protegerlo de todo‚ÄĚ, explicaba, en su momento, una fuente del f√ļtbol base azulgrana. Lamine, con 13 a√Īos, se mud√≥ a la Masia. ‚ÄúEra una forma de controlar sus estudios, su alimentaci√≥n, sus horas de descanso‚ÄĚ, explica Jordi Roura. Pero Lamine no olvida su barrio. Y lo ha demostrado en algunas de las celebraciones de sus 10 goles (siete con el Bar√ßa y tres con Espa√Īa): con sus dedos hace el 304, los √ļltimos n√ļmeros del c√≥digo postal de Rocafonda.

La Masia result√≥ un escudo contra las malas compa√Ī√≠as y una lanza para su madurez. Lamine, con 13 a√Īos, ya tomaba decisiones. Ninguna tan importante como cuando tuvo que decidir el control financiero de su carrera. Asesorado por el grupo de trabajo de Jorge Mendes, Lamine Yamal se deja asesorar en marketing, finanzas, comunicaci√≥n y salud deportiva por el grupo Mendes, una especie de barrera a su familia. Mantiene, en cualquier caso, a sus dos amigos de siempre. Como no sabe (ni puede) conducir, su primo hermano Mohamed le hace de ch√≥fer. Tambi√©n est√° Sohaid, con menos tareas oficiales, igual de cercano. Sus padres prefieren que Lamine conserve sus viejas relaciones, esas que pueden hacerse amigas del dinero, pero no tanto de la fama: est√°n a su lado desde que no era nadie.

‚ÄúEs incre√≠ble la facilidad que tuvo para adaptarse al vestuario del primer equipo‚ÄĚ, explica una fuente del primer equipo azulgrana; ‚Äúes extrovertido, pero no da la nota. Es listo, porque viene de la calle, pero es muy inteligente. Siempre est√° preguntado cosas‚ÄĚ. Brillantes en el campo, a veces poco h√°biles en la comunicaci√≥n, a menudo cuesta calibrar las habilidades de los deportistas. ‚Äú¬ŅUn ejemplo de por qu√© es muy inteligente?‚ÄĚ, se pregunta una fuente de La Masia; ‚Äúlas clases de ingl√©s. La profesora siempre nos dice que capta todo m√°s r√°pido que los dem√°s‚ÄĚ. De hecho, Lamine ya se ha animado a escuchar preguntas en ingl√©s. Todav√≠a, sin embargo, no se anima a responder.

Solvente en los estudios ¬≠‚ÄĒfinaliz√≥ la ESO durante la Eurocopa‚ÄĒ, Lamine brilla en el campo. Cautiv√≥ a Xavi Hern√°ndez ‚ÄĒ‚Äúaparecen muy pocos jugadores con estas condiciones‚ÄĚ‚ÄĒ, tambi√©n a Luis de la Fuente ‚ÄĒ‚ÄĚtiene ese talento especial de un elegido‚ÄĚ.‚ÄĒ Sus compa√Īeros se rinden a Lamine, lo hacen los del Barcelona y los de la selecci√≥n espa√Īola. Sin embargo, no quieren que el ruido de una fama explosiva detone en su cabeza. Carvajal, por ejemplo, ante Alemania, le pidi√≥ a De la Fuente que lo cambiara para calibrar mejor las ayudas defensivas. Lamine tom√≥ nota, ante Francia fue el partido que m√°s balones recuper√≥, cuatro. ‚ÄúEs importante estar tranquilos con Lamine, no crear un monstruo‚ÄĚ, remata un compa√Īero del Barcelona.

‚ÄúIntento no pensar en ser un icono, no me ayuda en nada en el campo‚ÄĚ, contesta Lamine. Siempre cerca de su madre ‚ÄĒse mud√≥ a Sant Joan Desp√≠ para estar cerca de La Masia‚ÄĒ, Yamal no olvida los consejos de su padre. ‚ÄúSomos una familia humilde. Hemos pasado por muchas cosas. Yo le he hablado muchas veces de otros futbolistas con talento que han desperdiciado sus carreras‚ÄĚ, comenta su padre.

Y Lamine escucha, también habla. Por ahora, mejor que nadie en esta Eurocopa en el campo. Con las mismas botas que Messi, eliminó a Mbappé y borró el récord de precocidad de Pelé. Maduro, pero callejero. Académico, pero pillo. Inteligente, pero agrandado. Lamine Yamal, futbolista. Parece normal, pero no lo es.

Puedes seguir a EL PA√ćS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aqu√≠ para recibir nuestra newsletter semanal.

Bouton retour en haut de la page
Fermer