EL PAIS ūüĒĶ El manual del ‚Äėlobby‚Äô petrolero, al desnudo: 50 a√Īos atacando a las renovables y al coche el√©ctrico – Shango Media
General-ES

EL PAIS ūüĒĶ El manual del ‚Äėlobby‚Äô petrolero, al desnudo: 50 a√Īos atacando a las renovables y al coche el√©ctrico

En 1967, el Instituto Estadounidense del Petr√≥leo (API, sus siglas en ingl√©s) hac√≠a su pron√≥stico sobre el futuro del sector del coche en el Congreso de Estados Unidos: ‚ÄúPara cuando un autom√≥vil el√©ctrico pr√°ctico pueda producirse y comercializarse en masa, no disfrutar√° de ninguna ventaja significativa desde el punto de vista de la contaminaci√≥n del aire. Las emisiones de los motores de combusti√≥n interna se habr√°n controlado desde hace mucho tiempo‚ÄĚ. Evidentemente, la previsi√≥n de este grupo que defiende a las grandes petroleras no se ha cumplido y los motores de combusti√≥n llevan m√°s de cinco d√©cadas expulsando mort√≠feros contaminantes y gases que sobrecalientan el planeta. Pero los argumentos contra las energ√≠as renovables y los coches el√©ctricos (que amenazan el pr√≥spero negocio de las petroleras) son algo m√°s que pron√≥sticos fallidos o errores de c√°lculo, forman parte de un manual del lobby europeo y estadounidense de los combustibles f√≥siles que un informe pone ahora al descubierto.

Esta investigaci√≥n se une al largo historial que tiene este sector a la hora de sembrar dudas sobre el cambio clim√°tico y el papel que tienen el petr√≥leo, el gas y el carb√≥n como alimento principal de esta crisis. Pero a√Īade un cap√≠tulo m√°s: el intento por socavar tambi√©n las alternativas a esos combustibles. API, FuelsEurope y Fuels Industry UK ‚ÄĒtres asociaciones que defienden los intereses de Shell, Exxon, Chevron, BP, Totalenergies, Eni y la espa√Īola Repsol, entre otras muchas petroleras y gasistas‚ÄĒ ‚Äúhan abogado sistem√°ticamente por debilitar, retrasar u oponerse al desarrollo de las energ√≠as renovables y los veh√≠culos el√©ctricos‚ÄĚ, se√Īala el an√°lisis realizado por el centro de investigaci√≥n brit√°nico InfluenceMap. ‚ÄúLa participaci√≥n de API en obstaculizar el progreso de las energ√≠as alternativas se remonta a 1967‚Ä≥, a√Īade el informe. ‚ÄúLa participaci√≥n de FuelsEurope y de Fuels Industry UK se remonta a 1992 y 2010, respectivamente‚ÄĚ.

Lo que han hecho los investigadores, liderados por Tom Holen, director del programa de transici√≥n energ√©tica de InfluenceMap, ha sido analizar una cincuentena de documentos e intervenciones de estas tres asociaciones en defensa de su negocio ante las Administraciones estadounidenses y europeas. Han descubierto algo as√≠ como un manual de narrativas y argumentos para combatir ‚Äúsistem√°ticamente la transici√≥n de los combustibles f√≥siles hacia las alternativas‚ÄĚ. ‚ÄúSon narrativas empleadas por estas asociaciones a lo largo del tiempo, y que todav√≠a se utilizan hoy en d√≠a, para oponerse a las pol√≠ticas que promueven la electrificaci√≥n del transporte por carretera y las energ√≠as renovables‚ÄĚ, recalca Holen a EL PA√ćS.

Holen y su equipo han encontrado tres grupos de argumentos comunes utilizados por estas influyentes asociaciones en su trabajo de presi√≥n ante los gobiernos. La primera es el ‚Äúescepticismo sobre las soluciones‚ÄĚ. Es decir, minimizar ‚Äúsistem√°ticamente el impacto potencial y la viabilidad de las fuentes de energ√≠a alternativas‚ÄĚ, resalta el informe. Y para ello se ‚Äúpone en duda su eficacia y se destacan los desaf√≠os y las incertidumbres‚ÄĚ.

El segundo punto dentro del argumentario se centra en abogar por la ‚Äúneutralidad‚ÄĚ de las pol√≠ticas, es decir, el supuesto principio seg√ļn el cual las administraciones no pueden imponer tecnolog√≠as concretas. ‚ÄúEste discurso se utiliza para oponerse a las pol√≠ticas que promueven √ļnicamente alternativas a los combustibles f√≥siles‚ÄĚ, se apunta en el informe. ‚ÄúEn cambio, promueve la elecci√≥n del consumidor, las soluciones de mercado y una intervenci√≥n gubernamental m√≠nima‚ÄĚ. Por √ļltimo, el argumentario se completa sembrando dudas sobre la seguridad energ√©tica y la falta de acceso del conjunto de la poblaci√≥n a las alternativas a los combustibles f√≥siles. ‚ÄúEn esta narrativa, la industria destaca la importancia de mantener suministros de energ√≠a seguros y accesibles econ√≥micamente. Los combustibles f√≥siles se presentan como centrales para ambas causas, mientras que el cambio a alternativas tecnol√≥gicas se enmarca como un riesgo significativo‚ÄĚ, se√Īala.

Sin embargo, todo este argumentario choca con la ciencia, en concreto, con lo expuesto por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim√°tico (IPCC), que lleva m√°s de tres d√©cadas sentando las bases sobre el calentamiento global y las medidas que se deben tomar para que no alcance los niveles m√°s catastr√≥ficos. Holen lo resume as√≠: ‚ÄúEl IPCC tiene claro que la electrificaci√≥n de los veh√≠culos ligeros es la soluci√≥n de descarbonizaci√≥n con mayor potencial, al tiempo que subraya que es fundamental la transici√≥n a un sistema energ√©tico basado en las energ√≠as renovables‚ÄĚ. Y a√Īade: ‚Äútambi√©n afirma que la transici√≥n a las energ√≠as renovables es ampliamente reconocida como una medida crucial para mejorar el acceso a la energ√≠a y la diversidad, lo que aumenta la seguridad energ√©tica y la resiliencia de todo el sistema‚ÄĚ.

Descubre el pulso del planeta en cada noticia, no te pierdas nada.

SIGUE LEYENDO

Otras regiones

El an√°lisis de InfluenceMap, una organizaci√≥n que centra su labor en rastrear la actividad de las grandes petroleras en todo el mundo y su impacto en la crisis clim√°tica, se ha enfocado en estas tres asociaciones (una de EE UU, otra de la Uni√≥n Europea en general y otra del Reino Unido). Lo que se buscaba era ‚Äúobtener informaci√≥n sobre las estrategias colectivas de defensa de los intereses de los combustibles f√≥siles‚ÄĚ, explica Holen. Estas organizaciones en concreto son de los actores ‚Äúm√°s activos e influyentes‚ÄĚ en el sector. Pero, adem√°s, hay una raz√≥n de acceso a la informaci√≥n, ya que en Europa y EE UU hay una mayor transparencia que en otras regiones y se divulga m√°s sobre los grupos de presi√≥n. ‚ÄúPero es muy probable que las actividades y los mensajes identificados no se limiten a las regiones geogr√°ficas analizadas‚ÄĚ, advierte Holen.

Este investigador no tiene claro cu√°l de los tres grupos de argumentos empleados por las asociaciones ha sido m√°s efectivo contra las renovables y la movilidad el√©ctrica en este medio siglo de mensajes y cabildeos. De hecho, apunta, ‚Äúse han utilizado sistem√°ticamente juntas, a menudo complement√°ndose entre s√≠‚ÄĚ. Holen pone un ejemplo: ‚ÄúRestar importancia a la viabilidad de la transici√≥n a fuentes de energ√≠a alternativas puede combinarse con el √©nfasis en los posibles impactos en la seguridad energ√©tica‚ÄĚ.

¬ŅY qu√© grado de √©xito han tenido estos grupos de presi√≥n? ‚ÄúSi bien la transici√≥n energ√©tica es compleja y est√° influenciada por muchos factores, parece que la oposici√≥n estrat√©gica de largo recorrido a las alternativas a los combustibles f√≥siles por parte de las asociaciones industriales ha tenido √©xito‚ÄĚ, apunta el informe de InfluenceMap. ‚ÄúHemos utilizado varias fuentes para comparar el uso y consumo de combustibles f√≥siles con el de las energ√≠as renovables y la penetraci√≥n de los veh√≠culos el√©ctricos en Estados Unidos y Europa‚ÄĚ, sostiene Holen. ‚ÄúLa evidencia indica que la transici√≥n a la energ√≠a renovable y los veh√≠culos el√©ctricos ha sido lenta, lo que destaca la probable efectividad del manual para ayudar a mantener el statu quo‚ÄĚ, concluye el coordinador del an√°lisis.

Puedes seguir a Clima y Medio Ambiente en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Bouton retour en haut de la page
Fermer