EL PAIS 🔵 Brian A. Nichols, subsecretario de Estado de EE UU para el Hemisferio Occidental: “Hay que explicar a la población que la migración puede ser beneficiosa” – Shango Media
News-FRONT-ES

EL PAIS 🔵 Brian A. Nichols, subsecretario de Estado de EE UU para el Hemisferio Occidental: “Hay que explicar a la población que la migración puede ser beneficiosa”

Brian A. Nichols (Providence, Rhode Island, 59 años), subsecretario de Estado de Estados Unidos para asuntos del Hemisferio Occidental, acaba de concluir una visita oficial a Madrid para “hablar de la política de Estados Unidos hacia América Latina y nuestra asociación con España; para promover nuestras prioridades compartidas en la región”, apunta desde Casa de América, donde el martes impartió una charla. La migración o la defensa de la democracia son algunas de esas prioridades. “A diferencia de China y Rusia, consideramos que la sociedad civil y los medios de comunicación libres son indispensables, especialmente ahora, pues en la última década el apoyo a la democracia ha disminuido. EE UU quiere que Occidente lidere la defensa de la democracia”, afirma el diplomático, que ejerció como embajador en Zimbabue, entre 2018 y 2021, y, previamente (de 2014 a 2017) en Perú.

Nichols, en el cargo desde septiembre de 2021, coordina las operaciones diplomáticas en todos los países de América; parte de Europa ―Reino Unido, Portugal, España, una zona de Francia, Irlanda e Islandia―; el África Occidental, Marruecos y zonas de Argelia; y un grupo de islas de Polinesia. También asesora directamente al secretario de Estado, Antony Blinken.

Pregunta. En 2023, alrededor de 184 millones de personas, el 2,3% de la población mundial, vivían fuera de su país natal, según datos del Banco Mundial. Justamente, la frontera sur de Estados Unidos es uno de los pasos más tensionados.

Respuesta. Todo el mundo está enfrentando un nivel de inmigración sin precedentes. En nuestro hemisferio, nunca hemos visto la cantidad de migrantes que tenemos ahora. [En EE UU] Estamos haciendo lo posible para guiar a los migrantes hacia las vías legales y seguras. Por eso, las personas que intenten entrar en Estados Unidos de manera irregular o sin el debido permiso no van a tener éxito.

P. ¿Qué políticas están aplicando?

R. Trabajamos a través de distintos ejes de cooperación en México, en Centroamérica, en el Caribe, en los países andinos… Creamos fuentes de trabajo en la región para tener oportunidades de migración legal hacia Estados Unidos, Canadá y España. [Gracias a un pionero acuerdo trilateral, España se ha comprometido a recibir 500 inmigrantes de Latinoamérica]. A la vez, en esos países estamos planteando capacitar responsables de migración y usar servicios de inteligencia policial para derrumbar las redes de traficantes de personas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

P. En muchos lugares, como en Europa, la migración está alimentando el voto a partidos de extrema derecha, que son una amenaza para la democracia. ¿Cómo se rompe ese círculo vicioso?

R. La democracia sana el problema de la migración irregular. En nuestra región [América], los países que más migrantes generan son Venezuela, Cuba o Haití. Todos ellos presentan enormes retos democráticos. Si se atienden sus problemas, si se dotan de más democracia; si se dan oportunidades económicas y un ordenamiento legal más robusto… se va a ayudar a frenar la migración irregular. Además, [en Occidente] tenemos que explicar a la población que la migración puede ser beneficiosa; en muchos países de Europa, como en Estados Unidos, hace falta mano de obra en distintos sectores. Cuando el proceso de migración está regulado, hay oportunidades de crecimiento económico.

P. Ha hablado de la sintonía de España con Estados Unidos en materia migratoria, ¿ha cerrado algún acuerdo en este viaje?

R. Durante nuestra visita se ha celebrado la tercera edición del grupo de trabajo España-Estados Unidos sobre Centroamérica. Mi Gobierno está comprometido a trabajar con España y otros ejecutivos, con la sociedad civil, o con organizaciones internacionales para brindar protección a quienes huyen de la persecución y la tortura, y para gestionar la migración con humanidad. Nuestras delegaciones han analizado los desafíos globales y programas conjuntos y han hablado sobre el desarrollo sostenible e inclusivo, intentando abordar las causas raíz de la migración.

P. China ha ganado influencia en Latinoamérica; actualmente es su segundo socio comercial ¿Cómo intenta EE UU contrarrestarla?

R. Por un lado, creo que tenemos que hacer una oferta mejor a los pueblos de la región. Y claro que pueden cerrar tratos con China. Les pedimos que abran los ojos a la hora de hacer negocios o diplomacia: las oportunidades que uno piensa que va a recibir con ellos [China] no se logran, como indican análisis de universidades y think tanks.

Nichols durante un momento de la entrevista durante su viaje oficial a España.
Nichols durante un momento de la entrevista durante su viaje oficial a España. JUAN BARBOSA

P. ¿Qué le pide a Pekín para paliar el problema que está generando el fentanilo?

R. EE UU solicita a China que participe en la coalición global contra el fentanilo, con la esperanza de que pueda aportar conocimientos sobre su industria y sus procesos para monitorizar las sustancias químicas. Aunque EE UU no esperará: intentaremos realizar operaciones conjuntas y dialogar, independientemente de la participación de China en la coalición.

P. Por su experiencia diplomática, conoce bien Perú. ¿Qué le parece la investigación abierta a la presidenta Dina Boluarte?

R. El país vive una tensión política, entre el centro y las provincias, pero también entre distintas fuerzas políticas. A pesar de haber tenido siete presidentes desde mi llegada en 2014, Perú ha mantenido un nivel de crecimiento económico y estabilidad institucional. El país ha superado muchos retos, y espero que siga teniendo éxito. Es un socio clave en comercio, agricultura o por sus exportaciones de gas; colaboramos en la lucha contra el narcotráfico o en la promoción de la estabilidad democrática. Es un país que valoramos y en el que queremos más estabilidad democrática. El Gobierno actual ha sido un buen socio. La presidenta [Boluarte] estuvo en la Casa Blanca para la cumbre de APEP [Alianza para la prosperidad económica de las Américas, por sus siglas en inglés] en noviembre [de 2023], también en San Francisco. Eso le dio la oportunidad de intercambiar con el presidente [Joe Biden]. Tenemos muchas ganas de interactuar con el Gobierno peruano en el futuro.

P. Hoy [por el martes], Israel ha atacado un convoy de la ONG World Central Kitchen, que provee de alimentos a Gaza, matando a siete miembros de la organización. ¿Cree que se ha excedido en este ataque o en otros que ha realizado en la Franja?

R. Es sumamente preocupante lo que ha sucedido. Las autoridades están investigando y esperamos el resultado. El secretario de Estado Blinken ha visitado la región en varias ocasiones; nosotros [EE UU] hemos apoyado el cese de hostilidades a través de una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU. Vamos a seguir presionando para conseguir una resolución pacífica basada en la propuesta de dos Estados.

P. Es cierto que Washington ha mostrado un tono más duro con Israel, ¿se ha planteado reducir su apoyo armamentístico?

R. Compartimos el objetivo de Israel de derrotar a Hamás, responsable de la peor masacre contra el pueblo judío desde el Holocausto. Y compartimos el objetivo de garantizar la seguridad de Israel. Aspiramos a la paz y la seguridad a largo plazo, alineándonos con los principios que rechazan el uso de Gaza para el terrorismo, se oponen al desplazamiento de su población y a la reocupación por Israel y apoyan una Solución de dos Estados con una seguridad sólida para Israel. Hemos hablado con Israel del imperativo de aumentar y mantener la ayuda humanitaria para el pueblo de Gaza; el 100% de la población de la Franja padece una grave inseguridad alimentaria y necesita ayuda.

P. ¿Le inquieta que la UE celebre elecciones al Parlamento europeo bajo la amenaza de una injerencia de Rusia?

R. Tenemos que cuidarnos de la injerencia de Rusia ―también de China― en nuestros procesos democráticos. Eso requiere la colaboración entre países, señalando lo que vemos. Ya hemos visto la injerencia de Rusia en procesos electorales en Estados Unidos, en América Latina y en Europa, entre otros. Las autoridades europeas tienen las herramientas para cuidarse del hackeo y de la injerencia política.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Bouton retour en haut de la page
Fermer