EL PAIS 馃數 A Milei le llega la hora de gobernar – Shango Media
General-ES

EL PAIS 馃數 A Milei le llega la hora de gobernar

El presidente ultraliberal de Argentina, Javier Milei, obtuvo hace dos semanas un gran 茅xito pol铆tico. Tras casi siete meses de negociaciones, logr贸 que el Congreso aprobase su ambiciosa Ley Bases y una reforma fiscal que avanzan en la reducci贸n de Estado y en la desregulaci贸n de la econom铆a. El lunes sum贸 otro hito: 18 de los 24 gobernadores 鈥攖odos de partidos que no responden al presidente pero necesitados del dinero de la Casa Rosada鈥 firmaron el llamado Pacto de Mayo, un dec谩logo de principios para, en la ret贸rica presidencial, 鈥渉acer grande a Argentina鈥. El martes Milei encabez贸 el mayor desfile militar desde los a帽os sesenta, evidencia de la importancia que otorga a las Fuerzas Armadas, sector al que ha privilegiado, pese al latiguillo de 鈥渘o hay plata鈥, con una subida de recursos econ贸micos por encima de la educaci贸n, la salud o la ayuda social a los m谩s pobres.

Tales movimientos suponen un respiro para un Gobierno que est谩 en clara minor铆a en el Congreso con un partido, La Libertad Avanza, apenas en construcci贸n y sin poder territorial alguno. El reverso es que le ha llegado la hora de gobernar. El presidente argentino lleva desde que asumi贸 en diciembre acusando de sus fracasos a 鈥渓a casta鈥, es decir, a los pol铆ticos que no le hacen caso. Los ha llamado 鈥渞atas鈥, 鈥渆xtorsionadores鈥 y 鈥渄egenerados fiscales鈥 por la demora en aprobar la Ley Bases y proponer una subida de las pensiones. Tambi茅n por retrasar la firma del Pacto de Mayo. Desde esta semana, ya no tendr谩 excusas.

Milei goza a煤n de una alta popularidad, por encima del 50%. El secreto de su 茅xito es la reducci贸n de la inflaci贸n, que ha pasado del 25% en diciembre pasado al 4,2% en mayo. La estrategia oficial ha sido simple: dr谩stica reducci贸n del d茅ficit p煤blico, emisi贸n cero y recorte extremo de salarios y jubilaciones. Sin embargo, el modelo ya da muestras de agotamiento debido ael desplome de la actividad econ贸mica. El FMI calcula para fin de a帽o una ca铆da del PIB del 3,5%.

Por primera vez en d茅cadas, las encuestas indican que ya no es la subida del IPC la mayor preocupaci贸n de los argentinos, sino el desempleo, la pobreza y la p茅rdida del poder adquisitivo de los salarios. La demora en atender esas demandas producir谩 un inevitable deterioro de la base de apoyo social que tiene el Gobierno, con el consiguiente efecto en la gobernabilidad. Los mismos gobernadores que se prestaron a una puesta en escena en la que Milei se erig铆a en un nuevo 鈥減adre fundador鈥 de la patria cambiar谩n r谩pidamente de opini贸n si la estrella del ultraderechista se apaga.

Los mercados tambi茅n se impacientan. El Gobierno ha anunciado esta semana que inicia la segunda fase de su plan econ贸mico, el inicio de, en palabras de Milei, 鈥渦n nuevo orden鈥 que apuntar谩 al crecimiento y no solo al combate de la inflaci贸n. Pero la falta de precisiones dio alas a reclamos sectoriales cada vez m谩s evidentes. Los m谩s virulentos son los exportadores, que exigen el fin de las restricciones cambiarias y una devaluaci贸n del peso que aumente su rentabilidad. A todas esas demandas, muchas veces contradictorias entre s铆, tendr谩 que responder el presidente mientras juega con la paciencia social, despotrica contra la oposici贸n en redes sociales y recorre el mundo promocionando su 鈥渂atalla cultural鈥 contra 鈥渆l socialismo鈥 global. Mientras, el tiempo pasa y las soflamas populistas demuestran sus l铆mites. Es hora ya de que el Gobierno argentino se concentre en lo importante: el bienestar de los argentinos en un marco de respeto y valores democr谩ticos.

Bouton retour en haut de la page
Fermer