EL MUNDO 🔵 Yolanda Díaz finiquita su quinto proyecto y aboca a la izquierda a la enésima refundación – Shango Media
General-ES

EL MUNDO 🔵 Yolanda Díaz finiquita su quinto proyecto y aboca a la izquierda a la enésima refundación

¿Existe Sumar sin Yolanda Díaz? Su dimisión como líder después de la debacle de su partido en las elecciones europeas sumerge al espacio político en la máxima incertidumbre, pues nadie sabe si el proyecto puede sobrevivir por sí mismo al paso al lado que ha dado su creadora y cara más visible. Demasiadas cosas en Sumar giraban alrededor de su liderazgo y ahora su renuncia a éste, después de un largo proceso de desgaste, fuerza una nueva refundación de la izquierda alternativa al PSOE bajo unos parámetros ahora mismo desconocidos. Porque todas las preguntas están en el aire y nadie sabe a ciencia acierta cómo se va a encarar ese futuro. ¿Seguirá Sumar? ¿Surgirá otra marca? ¿Habrá un intento por reunificar la izquierda con Podemos? ¿Quién encabezará ahora lo que queda?

Díaz ha finiquitado su rol en el quinto proyecto de su trayectoria política –IU, AGE, En Marea, Unidas Podemos y Sumar- pero se mantendrá como vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo. Seguirá pues dentro del Gobierno de Pedro Sánchez, pero estará liberada de las cuestiones orgánicas de Sumar y de tener que lidiar con la docena de partidos que lo configuran. No será más la líder de todos, sino que posiblemente se reconvierta en una suerte de líder emocional y en la principal referencia dentro del gabinete. No en vano sus competencias en Trabajo son las que más pueden lucir a la hora de implantar medidas que generen impacto social y nuevas banderas para Sumar. Como es la reducción de la jornada laboral o la persecución de las horas extra sin compensación. Ese escaparate y esa liberación de las responsabilidades internas mitigarán el fuerte desgaste que la figura de Díaz ha ido sufriendo desde que fuera llevada en volandas en Magariños hace un año y en el que tanto empeño personal han hecho por destruir Pablo Iglesias y Podemos.

La dimisión de Díaz como líder de Sumar provoca la apertura de la sucesión en un partido que todavía está por construir y que tiene agendado para otoño la segunda parte de su asamblea fundacional. Al menos los mimbres para la elección de un nuevo «coordinador general» están puestos. El proceso no obliga a hacer nuevas primarias, sino que está en manos de la dirección nacional que salió elegida el 23 de marzo.

Es una competencia del Grupo de Coordinación -equivalente al Comité Federal del PSOE- la elección del líder de Sumar -votación con mayoría simple-. Este cónclave está formado en teoría por 121 personas pero ahora mismo sólo tiene 80. Pues aún no han sido designados por los partidos implicados los 37 miembros que les representarán en esa dirección. Ni tampoco están los cuatro militantes que entran por sorteo.

El jueves, se celebra una reunión del Grupo de Coordinación para analizar la crisis tras las elecciones europeas. Fuentes de la dirección apuntan que ya podrían salir ahí nombres de personas que se postulasen para encabezar Sumar pero oficialmente se estima que el relevo de Díaz podría alargarse hasta las «próximas semanas».

Quinielas de nombres

Ahora surgen las quinielas de nombres porque el próximo líder saldría de ese grupo cerrado de 80 personas. Hay dos figuras que destacan por encima de todos por su peso político. Uno es Ernest Urtasun, portavoz de Sumar y que encima está en el Gobierno como ministro de Cultura, y otro Íñigo Errejón, portavoz en el Congreso. Fuentes próximas al primero descartan «al 100%» que vaya a ser él. El segundo no ha dado pista ninguna aunque hoy se le preguntará en su rueda de prensa en el Congreso. Fuentes oficiales descartan que vaya a ser alguien procedente de la cuota de otros partidos como Más Madrid, Izquierda Unida o comunes. Eso dejaría fuera de la carrera nombres como Antonio Maíllo (IU), Pablo Bustinduy -que aun siendo cuota Sumar no está en los órganos- o Mónica García (MM), cuyo entorno también descarta absolutamente que fuera a asumir el liderazgo de Sumar.

Ahora mismo forman parte de la Ejecutiva, además de Urtasun y Errejón, Lara Hernández, Elizabeth Duval, Paula Moreno, Josep Vendrell, Lánder Martínez, María Eugenia Rodríguez Palop, Txema Guijarro o Joaquin Pérez-Rey, entre otros.

Fuentes oficiales de Sumar apuntan que uno de los debates que afrontará el Grupo de Coordinación es si Sumar asume un modelo similar al PNV. «Es una de las opciones». Es decir, optar por una bicefalia en la que haya un líder institucional y un líder orgánico. Ese rol habría liberado a Díaz, por ejemplo, del fuerte desgaste de la guerra con Podemos o de la negociación con los partidos que forman parte de Sumar.

La crisis abierta en el proyecto es aún más profunda que la que se ha generado con la renuncia de Díaz. Resulta que los partidos que forman parte de Sumar, principalmente IU y Más Madrid, pero también Compromís o la Chunta, llevan tiempo muy enfadados por cómo se está pilotando el modelo y por la deriva que ha tomado lo que en un principio tan sólo iba a ser una coalición de partidos para las generales.

Sin embargo, Díaz creó un partido propio, Movimiento Sumar, que poco a poco se ha ido confundiendo con la coalición Sumar, intentando asumir a todas las marcas bajo ese paraguas. Eso ha ido generando fuertes tensiones internas, y se han ido mezclando con la imposición de decisiones. Ahí se explican las exigencia de IU y Más Madrid para cambiar ese modelo, respetar el «arraigo territorial» de los socios y tener más influencia y peso en las decisiones que les afectan.

Bouton retour en haut de la page
Fermer