EL MUNDO 🔵 El PNV oculta ahora la cuestión identitaria para escapar de la ‘trampa’ de Bildu – Shango Media
News-FRONT-ES

EL MUNDO 🔵 El PNV oculta ahora la cuestión identitaria para escapar de la ‘trampa’ de Bildu

La sociedad vasca desprecia la independencia y tanto PNV como EH Bildu han abandonado la independencia como reclamo electoral para compartir un «autogobierno» flexible dentro del marco de la Constitución y el Estatuto de Gernika. Los dos grandes rivales en las elecciones del 21-A, además, descartan cualquier consulta soberanista en el País Vasco conscientes de que en apenas una década los partidarios de la independencia han descendido del 35% al 22%. Según el Sociómetro del Gobierno vasco de febrero de 2024, la mayoría de los vascos (37%) está en contra de la independencia de Euskadi del resto de España.

PNV y EH Bildu dirimirán las elecciones vascas más reñidas de la historia con la sanidad, la vivienda, la generación de empleo y la seguridad como claves. Los dos partidos nacionalistas desplegaron durante el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca, en euskera) sus ikurriñas (y banderas de Navarra en el caso de Bildu) para centrarse hasta el 21-A en las preocupaciones de los vascos que marcan todos los estudios sociológicos. Los nacionalistas de Andoni Ortuzar no incluyen ninguna referencia a la «independencia» de Euskadi en su programa electoral, en línea con la ambigüedad con la que el candidato Imanol Pradales responde en la precampaña sobre el objetivo independentista de su partido.

«Tenemos paciencia histórica», respondió Pradales en La Brújula de Onda Cero al ser requerido por Rafa Latorre para aclarar si «sueña con una Euskadi independiente». La propuesta que el PNV traslada a los vascos como programa electoral se limita a defender una «actualización del autogobierno» en la que no se establecen plazos y en la que también se ha diluido totalmente la celebración de una consulta como la que exige en Cataluña el presidente Pere Aragonès a Pedro Sánchez.

La renuncia a consultas y referéndums de autodeterminación muestra la evolución tanto del PNV como de EH Bildu a posiciones teóricamente más pragmáticas. El PNV incluyó en 2009 entre sus 700 propuestas electorales la aprobación de una Ley de Consultas vascas. El entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe, e Iñigo Urkullu como presidente del PNV participaron en su presentación pública. Cinco años más tarde, Urkullu -ya como presidente vasco- encargó un estudio sociológico en el que se preguntó a los ciudadanos vascos por si «deseaban» una consulta para determinar la «relación entre Euskadi y España». El 51% de los encuestados defendían la realización de la consulta, otro 23% era partidario de su celebración solo si lo «lo aceptase el Gobierno español» y el 16% estaba en contra de que se realizara consulta alguna.

Una década después PNV y EH Bildu comparten impulsar un nuevo estatus sobre el que no se han logrado poner de acuerdo desde que en 2018 pactaran unas «bases y principios». El PNV prioriza ahora «culminar el Estatuto actual» en su programa. Incluye conseguir una «Seguridad Social Vasca» que iría mucho más allá de la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social que el Estatuto de Gernika. Pradales también asume como propio que «se reconozca la identidad del Pueblo Vasco» y del «derecho a decidir siendo su ejercicio pactado con el Estado».

«Están viniendo al cauce del PNV», manifestó Pradales en su entrevista radiofónica ante la apuesta de EH Bildu por el «autogobierno». Tanto Arnaldo Otegi como su candidato a lehendakari, Pello Otxandiano, han relegado de sus intervenciones la «independencia» de Euskadi para abogar por más poder competencial como instrumento para garantizar el bienestar de la sociedad vasca. Otegi justificó ante sus bases la apuesta estratégica de relegar la independencia para centrarse en llegar a los gobiernos, incluso «con otras fuerzas» en un «escenario intermedio».

Bouton retour en haut de la page
Fermer